lunes, 14 de septiembre de 2015

Hibernis

Siento el invierno por dentro, 
caen las escasas hojas que poblaban de vida.
Aprieta el frío.
Me refugio en casa,
y por casa me conozco.
Me considero previsora,
pero no en este caso.
La lluvia empaparía mi hogar,
pero de tantos temporales
resisto,
al igual que mi propio carácter.
A oscuras suena un himno de batalla.
Tal vez te equivoques, 
o lo haga yo.
Pero no se puede cobrar derechos al alma,
construí mi hogar como fortaleza. 
Al menos cuando me mates, 
ten la delicadeza de pensar antes. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario